Plantas

Plantas para niños: fáciles de cuidar y mantener

niño-planta-riego

La jardinería tiene muchos beneficios para los niños. Al igual que los pequeños de la casa participan en las tareas del hogar (acorde a su edad, por supuesto), ha llegado el momento de abrirles las puertas al maravilloso mundo de las plantas. A continuación os detallamos algunas de las plantas más sencillas de cuidar.

PETUNIA

Es una de las plantas con flor de más fácil cultivo, pero, en este caso, lo recomendable es elegirla si puedes colocarla en el exterior. La gran mayoría de sus flores crecen en primavera y durante todo el verano y, aunque las veas pequeñas y delicadas, en realidad, son muy resistentes. Además, crecen bastante rápido y no exigen grandes cuidados. Hay muchos colores, con lo que puedes comprar varias y que se divierta jugando con la decoración del hogar.

SANSEVIERIA

Es de las plantas más utilizadas por principiantes debido a su gran resistencia y necesidad de poquitos cuidados. ¡Es la mejor planta de interior para que tus hijos empiecen a amar la jardinería! Necesita poco riego, poca luz y es muy fácil de multiplicar mediante la técnica de la división. Si tienes una en casa, ¡saca un hijo para tus hijos!.

CINTA

La cinta nacen unos tallos largos con unas pequeñas flores que, después, se convierten en plantas. Coged algunos de los hijillos de tu cinta. Tan solo necesitas una maceta con un buen drenaje y mancharse un poco las manos. Regadla un poquito para que las raíces se activen y veréis como, en 15 días, comenzáis a ver cómo crece.

LOS BULBOS

Lo mejor de los bulbos es que ofrecen el maravilloso espectáculo de cómo crece una flor desde cero y con todo detalle. Los bulbos son fáciles de cultivar y tus niños verán cómo crecen poco a poco cada día, hasta que su flor se abre. ¡Es la mejor oportunidad para enseñarle cuáles son las partes de una flor!.

KALANCHOE

Elige un kalanchoe con flor. Rosa, amarilla, roja o hasta anaranjada. Esta planta ya es para pequeños jardineros con algo de experiencia, aunque sus cuidados son muy sencillos. Requiere un riego moderado y mucho sol. Sin él, puede perder las flores.

GERANIOS

Su atractivo y vivaces colores serán lo más llamativo para tus hijos. Necesita mucha luz, preferiblemente por la mañana, y riego moderado. También hay que tener cuidado de no pulverizar ni sus hojas ni las flores, ya que pueden pudrirse.  Es la planta del verano más demandada.

Y EN EL HUERTO…

Algo nos dice que si plantáis fresas, pimientos, berenjenas, etc. tú no las vas a catar. ¡Se las comerán todas ellos! Para empezar, lo mejor es que os hagáis con unos plantones en un vivero. Ante la duda, lo mejor es controlar la tierra. Debe mantenerse siempre húmeda y no secarse. ¿Lo mejor? Riego por goteo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *